Los contra de usar cepillos de plástico

Cepillos de dientes plásticos: Los efectos no deseados de la higiene bucal

Los dentistas nos recomiendan cambiar nuestro cepillo de dientes cada 3 o 4 meses, lo que aumenta notablemente los desechos plásticos alrededor del mundo.

Todos estamos conscientes de que el cepillo de dientes es un artículo vital para la salud bucal, pero también empezamos a tener conciencia del efecto negativo que están teniendo en nuestro medio ambiente. La mayoría de los cepillos usados en la actualidad son fabricados principalmente de plástico, concretamente polipropileno en el mango y nylon-6 en las cerdas.

Como es un producto que está continuamente expuesto a la humedad y bacterias de la boca, los odontólogos recomiendan cambiarlos cada tres a cuatro meses. Es decir una persona, desecha tres a cuatro cepillos al año. La mayoría de estos desechos terminan en vertederos o arrastrados hasta el campo o el mar.

Una amenaza para las aves
En 2009 el fotógrafo Chris Jordan, captó una imagen que se hizo tristemente célebre, en la que se podía ver el cadáver de un albatros con el vientre abierto repleto de artículos de plástico, los que habrían causado la muerte del ave. Entre la variedad de plásticos que se encontraban, en el interior del ave, se encontraban unos cepillos de dientes.

De acuerdo a un estudio publicado en Science Advances en 2016, las aves son atraídas al plástico debido al olor del sulfuro de dimetilo, una sustancia que libera este material cuando se descompone en ambientes marinos. Esto es a raíz que el fitoplancton en descomposición también segrega este compuesto, este aroma les indica, a las aves, donde hay alimentos para ingerir.

Imagen Un cepillo de dientes es parte del plástico en el estómago de este albatros muerto. Chris Jordan

No solo las aves se ven afectadas, como sucede con otros productos de plástico, las pequeñas partículas tóxicas que se liberan poco a poco, podrían ser ingeridas por los peces y terminar contaminando la cadena alimenticia.

Alternativas
Dejar de lavarnos los dientes no es una opción, pero podemos hacer algo para disminuir la contaminación de los cepillos, optar por cepillos fabricados a base de materiales biodegradables, como el bambú, es una de las nuevas alternativas. Afortunadamente, ha habido un aumento importante en las ofertas de este tipo de cepillos. Esto no solo implica no generar residuos de plástico, sino también disminuir los daños ambientales que supone su propia fabricación.

Cepillos de bambú

Imagen: cepillo de bambu The Humble Co

El 50% del costo de contaminación ambiental de los cepillos plásticos, ocurre durante la fabricación y transporte del producto, debido a la utilización de petróleo. En cambio, el bambu es una planta de rápido crecimiento, sin necesitar cuidados especiales, es fácil y rápido de recolectar.

El disminuir la contaminación producida por el plástico y utilizar alternativas menos contaminantes, como los cepillos de plástico,  parecen una buena opción.

Cuadro de factores
Factores
Tiempo en que demora un cepillo de plástico en degradarse: 75 años aprox
Cepillos de dientes desechados en EEUU al año: 1000 millones aprox
Cepillos de dientes desechados en Chile al año: 72 millones aprox

Beneficios cepillos ecológicos

5 Razones por las cuales usar cepillos de bambu 

Los cepillos han estado desde hace mucho tiempo ayudándonos a mantener nuestro higiene bucal. Los hay de varios tipos y tamaños. No hay duda que son vitales a la hora de mantener nuestros dientes, pero también se han transformado en un problema, ya que la mayoría que hay en el mercado son de plástico. La contaminación producida producida por los millones de cepillos plásticos desechados al mes es crítica. Por ello, el desarrollo de alternativas menos contaminantes ultra necesaria. La irrupción de los cepillos de bambú ha sido una alternativa que cobra cada vez mas adeptos (como nosotros) 

¿Por qué usar un cepillo de bambú ?

1 Eco Friendly (amigos del medio ambiente)

Los cepillos de bambú y plástico cumplen la misma función. Sin embargo, la mayor diferencia entre los dos es que el material para hacer los cepillos plásticos (petróleo) requiere mucha energía en el proceso de fabricación y son esencialmente no biodegradables, dado que el proceso de degradación dura mucho tiempo ( mil años aproximadamente. Todo esto mientras liberan toxinas tóxicas al ambiente. Un panorama desolador comparado con la alternativa del bambú.  

El cepillo de bambú, ha sido diseñado precisamente para ser amigable con el medio ambiente. Los mangos están hechos completamente de bambú. Se pueden dejar en vertederos ya que son totalmente degradables. Además, las cerdas están hechas de nylon-4 que se degrada en menos tiempo (que el material de nylon-6 utilizado en la creación de cepillo de dientes de plástico que también contiene componentes dañinos lo suficientemente fuerte para ahogar animales acuáticos e incluso terrestres) y puede ser fácilmente reciclado después de su uso. Ni hablar de los cepillos eléctricos que, además de sus componentes plásticos, utiliza baterías o pilas extremadamente tóxicas que pueden llegar a filtrarse en los vertederos. 

Cepillos de Bambú vs cepillo de plástico
Bambú vs plástico

2 Mantener el higiene bucal 

Los cepillos de dientes de bambú son naturalmente antimicrobianos. Este atributo asegura que el crecimiento bacteriano es extremadamente limitado. En resumen, combaten los microbios mientras limpian los dientes hasta un nivel posible que llega a la perfección. Incluso con los atributos antimicrobianos, es aconsejable enjuagar siempre su cepillo de dientes después de su uso. En este punto, no tienen nada que envidiarle a los cepillos de plásticos. 

OBCBMV0 compressed
Dientes blancos y sanos

3 Sustentabilidad 

Las plantas de bambú tardan muy poco tiempo en crecer por día. Algunos la consideran la planta de más rápido crecimiento del planeta. Con su composición antimicrobiana, las plantas de bambú no necesitan fertilizantes ni pesticidas para su crecimiento. Es decir, todos los cepillos de dientes de bambú utilizan sólo materiales orgánicos para su construcción.

sunshine through green leafed tree 188015 compressed

4 Movilidad 

En comparación con los cepillos de dientes eléctricos y plásticos, los cepillos de dientes de bambú son fáciles de llevar. El cepillo de dientes de bambú no requiere electricidad para sus operaciones y por lo tanto son perfectos para situaciones de viaje. No hay molestias sobre la carga, no hay necesidad de enchufarlo y la libertad de tomar su actividad de cepillado dental tan lejos como desee desde el baño. Todo ello sin afectar negativamente al medio ambiente.

Cepillos de bambú

5 Diseño 

Los cepillos de dientes de bambú han ido evolucionando y se han transformado en piezas de hermoso diseño. Además de que generalmente vienen en envases compostables amigables con el medio ambiente. 

Cepillo de bambú
El bambú una madera hermosa

Nombramos 5 razones para usar los cepillos de bambú, pero creemos que son muchas más. Las principales son que nos importa.

Nos importa nuestro planeta y el futuro de nuestros seres queridos.

Y ¿ Cuales son tus razones para preferir los cepillos de bambú? 

Contaminación en las playas

Microesferas de plásticos la contaminación invisible

Todos queremos tener los dientes lo más blancos posibles, como signo de higiene y también porque se ven hermosos. Entonces usamos el método más común que tenemos a mano la pasta de dientes ‘granulosa’. Entonces por lo menos tres veces al día estamos expuestos a micro esferas plásticas en la boca.

 Ocurre lo mismo si nos hacemos peelings con frecuencia, es posible nos estemos pasando por la cara estas esferas microscópicas. Si ocupamos un lavavajillas, la probabilidad de que usemos pastillas detergentes con micro esferas de plástico es bastante alta.

La utilización de las micro esferas de plástico se explica por su efecto abrasivo sobre la suciedad; En todos estos casos estos desechos plásticos irán a parar a nuestro desagüe y de ahí a la red de tratamiento de aguas, donde van a parar la mayoría de nuestros residuos. Ahí empiezan los problemas, debido a su ínfimo tamaño y menos inercia química, pasan sin problema por la barreras de retención de sólidos y las balsas de decantado.

Productos contaminantes
Pasta de dientes con micro esferas que contaminan el medio ambiente 

También resistirán los tratamientos químicos y la acción de las bacterias que oxidan la materia orgánica: su destino será los ríos y finalmente el mar. Se trata de millones de estas partículas que se caracterizan por su minúsculo tamaño y por flotar en suspensión en el agua, inalterables ante cualquier cambio químico. Sin embargo, no son inofensivas, ya que esta misma resistencia a la degradación las hace especialmente peligrosas

Numerosas especies marinas pueden confundirlas con alimento o sencillamente aspirarlas e introducirlas en su tracto digestivo, donde se van acumulando. En el primer caso está el zooplacton marino, que se ha comprobado que puede ingerir y acumular partículas de plástico microscópicas. En el segundo se sitúan las ostras, almejas, mejillones, etc. Ambos casos son especialmente preocupantes porque estas especies forman parte del estrato basal de la cadena trófica marina.

  • Plankton and plastic documental dirigido por Emily Driscoll que sigue a la artista Mara G Haseltine mientras crea una escultura para revelar la amenaza de los microplásticos en los océanos.

Contaminando la cadena trófica

Es decir que numerosos animales se alimentan de ellas y así incorporan las micro esferas a su aparato digestivo. Si posteriormente estos animales son ingeridos por otros mayores, estos depredadores acumularán las micro esferas en su tracto intestinal y se cree que también en el hígado, aumentando, entre otros, el peligro de obstrucción intestinal. 

Pero este no es el único peligro que traen consigo las micro esferas, que se calcula que en algunas zonas pueden presentar concentraciones de hasta 4.000 partículas por metro cúbico, tal como sucedió en una medición en el Acuario Municipal de Vancouver (Canadá). Su similitud con el alimento distrae a muchas larvas marinas de su verdadera fuente de nutrientes, con lo que disminuye la eficiencia alimentaria de numerosas especies, cuyas poblaciones pueden bajar por ineficacia nutricional. 

Por otro lado, su composición a base de desarrollos sintéticos -polipropileno (PP), tereftalato de polietileno (PET), polimetilmetacrilato (PMMA), o nailon- las hace muy resistentes, pero también capaces de formar asociaciones de atracción eléctrica con contaminantes químicos orgánicos como por ejemplo los pesticidas, a los que pueden servir de vector para moverse por los ríos, desde su filtración en el subsuelo, y que luego pueden liberar en el mar. De ahí podrían pasar a los peces y luego a la alimentación humana. 

Prohibición en Estados Unidos y Reino Unido

Pero más allá de sus efectos perniciosos constatados, y muchos otros que todavía no se conocen, las microesferas constituyen un serio un problema de contaminación física de zonas fluviales y marinas, donde las partículas de plástico microscópicas pueden incidir en temas como la turbiedad del agua, impidiendo que alcance la temperatura y luminosidad adecuada para el desarrollo de la vida. 

También preocupa un rápido retorno a la cadena alimentaria humana, tal como refleja una reciente publicación de Greenpeace titulada Plásticos en el pescado y el marisco. Esta organización ha tildado a las microesferas de “bomba de relojería ecológica” y ha publicado un ranking de los niveles de uso de microesferas por parte de las principales multinacionales de higiene y cosmética. De hecho, Estados Unidos prohíbe desde julio de 2017  su uso en la industria

Elijamos productos libres de microplásticos, en Biena tenemos pastas de dientes The Humble Co que están libres de ellos y estamos buscando más alternativas para ayudar al consumo consciente   

Fuentes: https://www.eldiario.es/