Cepillos de dientes plásticos: Los efectos no deseados de la higiene bucal

Los contra de usar cepillos de plástico

Los dentistas nos recomiendan cambiar nuestro cepillo de dientes cada 3 o 4 meses, lo que aumenta notablemente los desechos plásticos alrededor del mundo.

Todos estamos conscientes de que el cepillo de dientes es un artículo vital para la salud bucal, pero también empezamos a tener conciencia del efecto negativo que están teniendo en nuestro medio ambiente. La mayoría de los cepillos usados en la actualidad son fabricados principalmente de plástico, concretamente polipropileno en el mango y nylon-6 en las cerdas.

Como es un producto que está continuamente expuesto a la humedad y bacterias de la boca, los odontólogos recomiendan cambiarlos cada tres a cuatro meses. Es decir una persona, desecha tres a cuatro cepillos al año. La mayoría de estos desechos terminan en vertederos o arrastrados hasta el campo o el mar.

Una amenaza para las aves
En 2009 el fotógrafo Chris Jordan, captó una imagen que se hizo tristemente célebre, en la que se podía ver el cadáver de un albatros con el vientre abierto repleto de artículos de plástico, los que habrían causado la muerte del ave. Entre la variedad de plásticos que se encontraban, en el interior del ave, se encontraban unos cepillos de dientes.

De acuerdo a un estudio publicado en Science Advances en 2016, las aves son atraídas al plástico debido al olor del sulfuro de dimetilo, una sustancia que libera este material cuando se descompone en ambientes marinos. Esto es a raíz que el fitoplancton en descomposición también segrega este compuesto, este aroma les indica, a las aves, donde hay alimentos para ingerir.

Imagen Un cepillo de dientes es parte del plástico en el estómago de este albatros muerto. Chris Jordan

No solo las aves se ven afectadas, como sucede con otros productos de plástico, las pequeñas partículas tóxicas que se liberan poco a poco, podrían ser ingeridas por los peces y terminar contaminando la cadena alimenticia.

Alternativas
Dejar de lavarnos los dientes no es una opción, pero podemos hacer algo para disminuir la contaminación de los cepillos, optar por cepillos fabricados a base de materiales biodegradables, como el bambú, es una de las nuevas alternativas. Afortunadamente, ha habido un aumento importante en las ofertas de este tipo de cepillos. Esto no solo implica no generar residuos de plástico, sino también disminuir los daños ambientales que supone su propia fabricación.

Cepillos de bambú

Imagen: cepillo de bambu The Humble Co

El 50% del costo de contaminación ambiental de los cepillos plásticos, ocurre durante la fabricación y transporte del producto, debido a la utilización de petróleo. En cambio, el bambu es una planta de rápido crecimiento, sin necesitar cuidados especiales, es fácil y rápido de recolectar.

El disminuir la contaminación producida por el plástico y utilizar alternativas menos contaminantes, como los cepillos de plástico,  parecen una buena opción.

Cuadro de factores
Factores
Tiempo en que demora un cepillo de plástico en degradarse: 75 años aprox
Cepillos de dientes desechados en EEUU al año: 1000 millones aprox
Cepillos de dientes desechados en Chile al año: 72 millones aprox

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *